Friday, May 30, 2014

HomEducation, comprometida con la enseñanza musical


La música tiene una gran importancia en el desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz a tempranas edades. De ahí que actualmente se este introduciendo en niños de edades comprendidas entre los 0 y los 5 años.

La música es un elemento fundamental en esta primera etapa del sistema educativo. El niño empieza a expresarse de otra manera y es capaz de integrarse activamente en la sociedad, porque la música le ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales, asumir el cuidado de sí mismo y del entorno, y ampliar su mundo de relaciones. El niño tiene su primer contacto con la música con las primeras canciones y melodías sencillas y animadas para niños, aprendiendo a convivir de mejor manera con otros niños, haciéndoles sonreir y relacionarse en la guardería o en los primeros años de colegio, estableciendo una comunicación armoniosa. A esta edad la música les encanta, les da seguridad emocional, confianza, porque se sienten comprendidos al compartir canciones, aprendiendo nuevas palabras e incluso a relacionar las canciones con objetos y cosas cotidianas.

Un niño no solo tiene su primer contacto en la guarderia con canciones y juegos musicales para niños, hay padres que deciden llevarlos desde pequeños al conservatorio o bien que un profesor particular vaya a su domicilio y le imparta clases particulares. Lo que es más común que contraten los padres son clases de solfeo y piano. Un profesor particular tiene la ventaja de que el profesor esta solo atendiendo a un solo niño, por lo que esta plenamente implicado con él y solo con el.


Otra forma de interactuar con la música es mediante programas online o cursos online sencillos, que a partir de cierta edad los niños ya pueden utilizar con pocos conocimientos informáticos. 

Friday, February 28, 2014

Man On The Rocks



Intréprete: Mike Oldfield
Título: Man On The Rocks
Género: Rock
Año: 2014


“Man On The Rocks”, el primer disco de Mike Oldfield con material nuevo desde 2008. Para grabarlo ha contado con la ayuda de músicos como el bajista Leland Sklar (Phil Collins, Crosby, Stills & Nash, James Taylor) y el baterista John Robinson (Michael Jackson, Eric Clapton, Daft Punk). Disponible en CD estándar; CD doble “Deluxe” con las versiones instrumentales de los temas del disco; triple CD “SuperDeluxe” con el añadido de once maquetas y mezclas alternativas de cuatro temas.


“Lo más lógico hubiese sido hacer otro álbum del estilo de ‘Tubular Bells’ para intentar colocarlo lo mejor posible, pero no soy así y el álbum nuevo, ‘Man On The Rocks’, está totalmente vivo, representa un regreso al rock básico”, explica Oldfield.

En cada una de las reseñas destaco en cursiva un pequeño comentario que el propio Mike Oldfield nos deja de cada una de las canciones de “Man On The Rocks”:


Sailing

“¡Cuando estás en mar abierto, y te invade esa sensación maravillosa de libertad!. Tenía el ritmo y la letra de un tema rockero, y pensé para el coro en: ‘sailing’, no, no puedo usar únicamente la palabra ‘sailing’ para el estribillo. No puede haber otro ‘Sailing’ y ese es el de Rod Stewart. Pero luego pensé: ¿por qué no?. Y me lancé a por ello”.

Cuando lo escuché por primera vez pensé (inevitablemente) en Moonlight Shadow y en Man In The Rain. En este tema Spiller y Oldfield nos dan una cálida bienvenida para abrir tan esperadísimo álbum, buenas guitarras ¡y un solo de guitarra de los de antaño!, además de una voz que a veces (sin exagerar) me recuerda a la de Freddie Mercury (un comentario quizá un tanto osado, pero... mejor escúchenlo...). 

Moonshine

“Tenía ideas y partes sueltas desde hace años, como el tema ‘Moonshine’, llevaba 25 años trabajándolo. En un principio se iba a llamar ‘Whiskey In the Wind’. Era una historia real: estábamos por un paseo de la costa oeste de Irlanda, en la bahía de Galway y había una botella de Whiskey, estaba realmente fría”.

Escuché un fragmento de 40 segundos con una guitarra galopante y me recordó inicialmente a Marillion (supongo por esa sutileza en el uso de la reverb y el delay...) pero esuchando la versión al completo ese sentimiento se disipó, y me vino otro... llegando a la mitad del tema nos encontramos con un sonido muy celta... que mezclado con el delay (tipo U2, Marillion o Pink Floyd...) hacen de éste, un tema muy especial y con carácter. Este sonido con raices celtas... tiene un aire muy escocés y me recuerda (si, otra vez...^^ ) a Mark Knopfler... pero siempre manteniendo la identidad, recordándonos en todo momento esas guitarras (y la voz de Spiller) que escuchamos a Oldfield. Conclusión: estamos ante la primera joya del disco.

Man on the Rocks

“Casi de forma accidental terminó convirtiéndose en un tema sobre adicciones, que puede tratar desde las drogas al alcohol, o determinadas situaciones, incluso la adicción al fracaso. El mayor problema del tema fue averiguar quién lo canta, la persona adicta u otra persona mirando a la persona adicta. Entonces me chocó, quien verdaderamente está cantando es la adicción en sí”.

Segundo tema que se nos desveló vía YouTube. Un tema PRECIOSO, quizá el mejor tema de la carrera de Oldfield. Así de claro. Comienza tímidamente con unos rasgueos de guitarra acústica y Spiller mientras nos va sumergiendo cuando somos conscientes nos vemos desbordados por semejante maravilla, un tema lleno de matices, una voz impecable y de nuevo unas guitarras que suenan fabulosas... COMO NUNCA. El clímax que se origina al final alcanza tal cota que no la recordaba en años... y aquí podemos afirmar que a Oldfield el retiro de 5 años le ha sentado fenomenal. ¡GRACIAS MIKE!
   
Castaway

“Estaba recordando mi miedo al abandono de cuando era niño. Ahora estoy psicológicamente en paz, tras años de psicoterapia. Pero lo recuerdo como solía ser y los traumas infantiles aún están dentro de mí, aunque soy capaz de mirarlos directamente y no pueden controlar mi vida. Los niños necesitan seguridad, por eso dediqué mi álbum a mis maravillosos hijos y a todos los niños.”

El comienzo a mí no me dice mucho, se me hace un poco lento pero Spiller nos sigue llevando (de la oreja), mientras recita el estribillo 'Castaway...' escuchamos ese sonido puntual y rítmico de teclado... (PA, PA-PAM) entran bajo y batería, aquí es donde paso del sentimiento indiferente a pensar, no me recuerda a nada de lo escuchado anteriormente y sigue estando a la altura de Moonshine y Man On The Rocks... TREMENDO el momento en el que Spiller grita: ¡CAAAASTAWAY! y Mike nos ruge con su guitarra... aquí uno empieza a sacar conclusiones (no precipitadas), pero que rezas para que no se tuerza la escucha... y es que de momento el pabellón está muy alto... ¿bajará la calidad?

Minutes

“Un tema que trata de dejar situaciones en el pasado y cómo se siente uno cuando echa de menos a alguien. Tiene un pequeño gancho instrumental, intenté recuperar el sonido que los temas tenían en los 60, Buddy Holly, los primeros The Shadows, Adam Faith y Joe Meek, temas que mi hermana escuchaba en su Dansette.”

Bueno, bajamos un poquito el nivel, ahora viene un tema más suave, ¿soft-rock?, un tema fácil y agradable al oído, que en el conjunto podría pasar desapercibido... pero que mantiene el tipo. Un tema sencillo y bonito, con menos gancho que Sailing pero en esa línea.

Dreaming in the wind

“Trata sobre la vida después de la muerte, la muerte en sí. Sobre la visita a un conjunto de islas cerca de aquí, las Exumas, prácticamente inhabitadas. Es como un planeta diferente, aguas cristalinas, prácticamente nadie… hay veces que la música habla por sí sola.”

¡¡WOW!! tremendo comienzo... este tema tiene un poco de canciones de discos anteriores:  ese sonido country de Four Winds y ese aire misterioso de los ochenta como en Foreign Affair, el punteo me ha recordado a los temas de Knopfler que más destacan en sus discos. ELEGANTE Y PRECIOSA guitarra. Seguimos con la racha.

Nuclear

“Mi abuelo, Michael Liston, murió cuando yo era muy pequeño. Era irlandés y fue arrastrado a la armada británica en la primera guerra mundial. Una de las experiencias más poderosas que he vivo fue cuando visité Ypres y Passchandaele y vi cuántos hombres de su regimiento, Munster Fusiliers, fueron enterrados. Estoy muy conectado a las atmósferas residuales y ahí aún puedes sentir la desolación. Es una canción sobre la frustración, la ira, la desesperación. Quería una palabra poderosa y la palabra ‘nuclear’ me vino a la cabeza.”

No sé pero el nombre ya me dice que este tema va a tener algo de especial, suena lejano y rudo... y la melodía me es familiar... la entonación de la voz me recuerda al tema 'Our Father'... pero al llegar el estribillo no puedo evitar pensar en el precioso: Epitaph/March for No Reason/Tomorrow and Tomorrow de In The Court Of Crimson King alucinado con ese recuerdo que me ha venido (que no es tan evidente...) pero al que lo haya escuchado se le vendrá en mente haber oído algo parecido. Superada la mitad y llegado el clímax nos encontramos ante la explosión (nuclear) de emociones y sentimientos... una palabra: ÉPICA. Sorprendente y diferente. ¡BRAVO MIKE!


Chariots

“‘Chariots’ es parecida a ‘Shadow On The Wall’”, un llanto de desesperación para cualquiera persona o cualquier grupo o cultura que se sienta oprimido. A veces tienes que luchar por conquistar o superar un obstáculo o una situación, en la cual nada va a cambiar a no ser que te levantes y te vuelvas en contra de ello. Es uno de mis temas favoritos.”

Hmmm (no se parece a 'Shadow On The Wall', ya le gustaría a 'Shadow On The Wall' parecerse a 'Chariots' jajaja xD admito esa opinión porque la dice su propio creador). Llevo 28 escuchas de esta canción (en menos de 4 horas)... y no más porque las circunstancias no me lo han permitido, es lo que tiene ser un ser sociable, atender a la familia e intenta ser políticamente correcto, en esos momentos mientras me hablan mi mente dice: ¡¡CHAAARIOOOTS CHARIOOOOTS....!!. Vamos, que todavía no he hablado de la canción y lo he dicho todo. ^^

Aunque a estas alturas creo que no es necesario... voy a escribirlo: ES MI CANCIÓN (vocal) FAVORITA DE MIKE OLDFIELD (¡¡GRACIAS OTRA VEZ MIKE!!) "ESUNA*T*PASADA" ES UN HIT DE PRIMERA. (Ya me he despachado un poquito...)

En fin, ¡no sabría decir a que me suena! pero suena fresco... ¡¡ME CHIFLA!! está (por decir algo) a la altura de temas como 'I Want It All' (Queen), 'Layla' (Eric Clapton), 'Money For Nothing' (Dire Straits)... por citar algunos conocidos y además suena a clásico pero con un sonido actual. El tema en cuestión comienza con unos efectos de guitarra,  órgano tipo Hammond y un ritmo que marca muy buenas vibraciones =) Spiller nos canta en tono chulesco hasta que en el estribillo nos hace saltar, poner puños al aire e incita a gritarlo con él... a mí personalmente me emociona encontrar una canción de este calibre tocada por mi músico favorito... llevo escuchando a Oldfield desde los 7 años y siendo "fan number one" desde los 14... pero estos últimos cinco años en los que he sido fan de un músico retirado, al escuchar discos de otros músicos (FM, Foreigner, Journey, Springsteen...) en los que hay temas que me  estimulan y emocionan (en el sentido de sentir un subidón) y alguno de Oldfield a modo de escucha tranquila y analítica... pero nunca pensando, "voy a poner este TEMAZO (vocal) que me voy a correr un rato..." no podía poner un tema de Oldfield para salir a hacer deporte y me motivase como el 'Gonna Fly Now' (Bill Conti) o el 'Eye Of The Tiger' (Survivor) ¡NO lo tenía! (sin embargo, tiene obras instrumentales perfectas) y ha sido escuchar Chariots por primera vez... y ¡¡DIOS MÍO!! (MIKE)

Following the Angels

"Desde mi perspectiva sobre el escenario, todo en la apertura de los Juegos Olímpicos de 2012 venía desde arriba. Había cascadas de pirotecnia, ‘su majestad’ descendió de un helicóptero, después todas las Mary Poppins aparecieron. Aquella noche fue espectacular, me acuerdo de llegar al estadio y pensar lo encantador que Londres puede ser.”

La reseña de Mike al respecto es ideal (releerla)... cerrar los ojos y relax (a escuchar y a disfrutar). Después de la tralla de Chariots esto es una pausa muy agradable. Es un tema más intimista y aunque a priori parece aburrido no debemos dejarnos llevar por tan enérgico disco... es más, algo muy a favor de este tema... NO es una balada (esto se lo dejamos a los maestros de las baladas... Scorpions) un disco de rock no tiene porque tener baladas, y menos con esa preciosa voz, gospel. A mi entender esto es un broche de muy buen gusto; un respiro en el camino. 

Irene

“El huracán Irene de 2011 era de categoría tres. La categoría más alta es cinco, lo cual es devastador. El ojo del huracán estaba justo sobre la casa, fue aterrador pero también excepcional. Tenía tanta energía que pensé, tengo que escribir un tema sobre esto, para buscar inspiración me puse temas antiguos de los Rolling Stones. Me encanta la rudeza de su sonido. Toqué el blues en clave de Sol, tal y como Keith Richards solía hacer.”

Dije un respiro porque ahora viene el huracán Irene y sus amigos los Rolling... menos mal que aquí no tengo que decir a qué me recuerda... porque su amo ya nos lo recuerda. Bueno AL TURRÓN. Este es un tema "delicado" y no por su sonido que es 100% Rolling (y no Oldfield), más bien parece un tributo a los Rolling que un tema del propio Oldfield... ¿sobra? sí en el concepto del disco, creo que en cierto modo rompe el final mágico y espiritual, ¡pero está genial! es cañero y nos vale a modo de bis (como diciendo: ¡aquí no termina el disco!). Me gusta, PERO...

I Give Myself Away

“La escuché por casualidad y pensé que era una de las canciones más hermosas que había escuchado. Descubrí que se trataba de un tema religioso de Willian McDowell. Hice un par de cambios en la letra para que se pudiera aplicar al día a día de la vida. No iba a incluirlo, pero el co-productor Steve Lipson pensó que era genial, y para culminar el álbum encaja perfectamente.”

PRECIOSA. No la estropearé con mi opinión. Una forma elegante de despedirse Oldfield... ¿hasta pronto?... ¡ojalá!




CONCLUSIÓN

No creo que esto sea una vuelta en activo de Oldfield (aunque tengo la esperanza). Se nota que ha disfrutado mucho con este disco y así demuestra regalándonos esas demos que son un tanto arriesgadas, pero que dicen mucho de lo que confía en este trabajo. GRAN REGRESO DEL MAESTRO (si alguna vez se fue...). Voy a soltar otra arriesgada opinión: si este disco se hubiera compuesto en los ochenta, seguro que hubiera sido un superventas, es más yo creo que podría ganar algún Grammy (yo pienso que está a la altura). Al escucharlo por primera vez entero tengo la certeza de encontrarme ante el DISCO DEL AÑO y no dudaría en decir que High Hopes de Springsteen me gusta más (si así fuera... de hecho puedo opinar eso desde 1998), pero esta vez es el turno de Oldfield.