Friday, November 03, 2006

The Power To Believe


Intérprete: King Crimson
Adrian Belew (Guitar & Vocal)
Robert Fripp(Guitar)
Trey Gunn (Warr Guitar, Fretless Warr Guitar)
Pat Mastelotto (Traps And Buttons)
Título: The Power To Believe
Género: Rock Progresivo
Año: 2003


¿Quiénes son King Crimson?, ¿qué tipo de música hacen?, ¿es ético y está permitido tocar como ellos lo hacen?, estas y otras muchas preguntas te asaltan después de escuchar cualquier disco de esta gran banda de música ó institución como denomina el autor de una web que leí no hace mucho: http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/king_crimson.htm

Y encontré la definición perfecta para describir a King Crimson:

"King Crimson no es exactamente una banda de rock. Es una institución. Diríase también una escuela de pensamiento musical. A lo largo de sus treinta años de existencia, el Rey Carmesí no ha sido tan sólo una banda más del rock progresivo, sino que ha logrado crear y sostener un paradigma musical extraordinario y único, una filosofía íntegra y distintiva en el modo de utilizar los instrumentos y componer piezas que ningún otro grupo soñaría jamás con imitar.
(....)
El ideólogo principal de esta institución se llama Robert Fripp, sin lugar a dudas uno de los guitarristas más virtuosos y orginales que me ha tocado escuchar. Olviden los devaneos pseudofilosóficos que hay que tragarse cuando da entrevistas (quizá no sean devaneos pseudofilosóficos, pero hasta ahora no entendí ni jota de lo que trata de explicar); cuando este tipo tiene una guitarra en la mano sí que puede ser un verdadero filósofo. Un filósofo de la música, capaz de alcanzar con sus exploraciones aquellas regiones oscuras, aquellas zonas extremas, y hasta peligrosas, que el rock revela solo a ciertos iluminados. (....).El oyente se sentirá excitado cerebralmente, anonadado frente a la desafiante música del Rey.

Robert Fripp, por si no lo conocen, es el anti-rock por excelencia. Lo último que uno se imaginaría de un guitarrista de rock. Toca la guitarra sentado, lejos de las luces, con sus lentes y su barbita, sin traspirar, sin hacer morisquetas demagógicas ni acrobacias decorativas en escena. Todo lo que hace está en sus dedos. Allí sí que se saca y se saca mal. Mientras él es un bloque de hielo alejado de las luces sus dedos poseídos son puro fuego. Un personaje raro, atípico y extraordinario. "

Aquí os dejo un video de Robert Fripp y sus sounscapes, no hace uso y abuso de su virtuosismo, sino que se trata de una muestra de delicadeza y buen gusto...va tocando diversas frases que se van sumando a las siguientes, va creando bucles uno sobre otro y creando una capa de efectos realmente bella. Aviso: este video no es apto para impacientes.



"The ConstruKction of Light"
junto con "The Power To Believe" me introdujeron en el mundillo Crimsoniano, fue un día de esos que iba a estudiar a la biblioteca y quise probar a escuchar algo diferente...y para mi sorpresa fue tan diferente que no pude con ellos (y como ocurrió con Dream Theater, los aparqué durante una temporada....pero ahí quedó la semilla....), al tiempo los volví a retomar, pero muy por encima, en esos momentos quedé fascinado por tres temas: Level Five, Facts Of Life y Happy with what you have to be happy with.

No pasó mucho tiempo y sentí curiosidad por profundizar más en la carrera de esta gran institución, y para comenzar desde un punto interesante de su carrera escuché la triada de los ochenta: Discipline, Beat y ThreeOf A Perfect Pair. En seguida retomé The Power To Believe, entonces empezó a despertar esa semilla que había quedado hacía un tiempo, redescubriendo temas que habían pasado completamente desapercibidos y que en estos momentos considero que es un disco que no tiene desperdicio alguno.


Level Five: creo que sin duda alguna es mi tema favorito, representa fielmente el patrón a seguir de Fripp, esta repleto de polirritmias, disonancias, momentos de gran tensión, atmósferas oscuras e inquietantes, riffs abrasivos, una batería deshumanizada y brutal. Es otro nivel de entender la música. Level Five parece ser que es un vestigio de la saga Larks' Tongues In Aspic esta vez vamos por la quinta parte. Puede que en el video os llame la atención el pedazo de bajo que lleva Trey Gunn (un híbrido entre bajo y stick da lugar a lo que el denomina Warr Guitar).



Eyes Wide Open: este sería el tema más suave, aunque de tono inquietante, es bastante calmado, con un acompañamiento a veces un tanto psicodélico y al final en el estribillo un tanto popero. Recuerda bastante a la época de Three Of A Perfect Pair.Una delicia para el oído.


Elektrik:
el comienzo parece sacado de una película antigüa de ficción, es como si Fripp y Lovecraft fueran almas gemelas, el uno escribió relatos de terror psicológico y el otro compone de forma terrorificamente extraña y particular, es como si las pesadillas de Lovecraft cobrasen vida con las notas de Fripp. Es maravillosa la atmósfera que después de la intro van creando las guitarras de Fripp y Belew, a lo largo del tema podemos escuchar como esas guitarras nos sumergen en un mundo de confusión y misterio es como si me hallara en el punto intermedio entre la cordura y la locura que acababa terminando con los personajes de Lovecraft.



Facts Of Life: este tema es algo así como un blues psicótico-paranoico, resulta bastante agresivo tanto vocal como instrumentalmente, alucino escuchando la brutal y contundente batería de Pat Mastelotto y el cambio de registro en la voz de Adrian Belew. Facts Of Life parece la continuación del Prozack Blues del anterior album "The ConstruKction of Light".


The Power To Believe II: esta es la parte más desarrollada de las cuatro incluidas en el album. Curiosamente este tema tiene cierto parecido con el EP Level Five que apareció a la venta el año anterior durante la gira del grupo, este contenía material inédito, en concreto tres temas, dos de ellos eran Level Five y Dangerous Curves, el tercero se asemaja en cuanto a estrcutura a The Power To Believe II. Tiene un toque oriental en cuanto a percusiones y ambientación (creada a base de soundscapes).

Dangerous Curves: es un tema bastante progresivo, en el cual la batería de Pat Mastelotto junto a la Warr guitar de Trey Gunn cobran bastante protagonismo. Tiene un aire de rock electrónico al estilo B.S.O. Matrix, el tema va tomando fuerza de forma progresiva, le cuesta arrancar, pero una vez lo hace se va acelerando hasta terminar de forma brusca con una magnífica percusión.



Happy with what you have to be happy with: es un tema con un toque nu-metalero, la voz de Belew suena desgarrada y agresiva hasta llegar al estribillo, en el cual juega con la extensión del estribillo desordenando sus palabras y alterando el sentido de la oración:

"Happy with what you have to be happy with you have to be happy with what you have to be happy with what you have happy with what you have to be happy with you have to be happy with what you have to be happy with what you have you have to be happy with what you have to be happy with."

Anteriormente al lanzamiento de The Power To Believe se publicó otro EP con el nombre de... Happy with what you have to be happy with (cortito) e incluía una versión distinta del tema y también incluía Eyes Wide Open entre otros temas de no mucha relevancia.



El tracklist es el siguiente

01. Power to Believe I: A Cappella [00:44]
02. Level Five [07:17]
03. Eyes Wide Open [04:08]
04. Elektrik [07:59]
05. Facts of Life (Intro) [01:38]
06. Facts of Life [05:05]
07. Power to Believe II [07:34]
08. Dangerous Curves [06:42]
09. Happy With What You Have to Be Happy With [03:17]
10. Power to Believe III [04:09]
11. Power to Believe IV: Coda [02:29]

8 comments:

Miguel said...

La verdad es que el Rey Carmesí nunca ha sido santo de mi devoción, pero desde que descubrí alguna que otra colaboración de Adrian Belew (que a tí te sonará, ya que conoces a Oldfield), me puse a indagar en su discografía y este álbum me parece más que apto para iniciar a cualquiera en la música de esta banda.

Cristian said...

Jejej eso mismo pensé yo...este album es muy recomendable para empezar,aún así dudé entre "Discipline" (que seguro que lo acabo comentando),"Red" ó entre "In The Court Of The Crimson King" y "Lark's Tongue In Aspic",lo malo de estos tres últimos és quizá que a primera escucha son más difíciles de digerir...pero son muy buenos candidatos para una próxima crítica.

Muchas gracias por leerme,agradezco tus comentarios.

Un saludo.

Rael said...

Uf, cuánta música que me falta para escuchar. De Crimson solo escuché completo "In the court of the Crimson King" (tremendo disco, el primer álbum progresivo 100 %). Tendré que escuchar éste.

Muy bueno el blog! Pasaré seguido.

Saludos desde Córdoba, Argentina.

Cristian said...

Buenas Rael!! lo cierto es que si no eres muy metalero quizá sea mejor que empieces por cualquiera de los otros 4 citados anteriormente pero...a mí "The Power To Believe" me encanta. Es una especie de evolución en el sonido y a la vez una recopilación de todo lo que saben hacer.

Un Saludo.

matias said...

king crimson es el mejor grupo de de rock progresivo,tinen al mejor bajista tony levin, guitarrista robert frip, pat mastelotto y bruford, trey gunn y andrew belew los mejores discos son VROOM VROOM, in the court of the crimson king, the power to believe y neil and jack and me.

Anonymous said...

en realidad "happy with what you have to be happy with" es una parodia a las bandas de esta década que termina... es cuestión de poner atención a la letra, pero si no me creen:

"os primeros acordes lo dicen todo: esto NO SUENA como King Crimson. Es música más elemental, más ruidosa y más primitiva que la típica música de la banda. Es esa cosa tan de moda y tan espantosa llamada “metal alternativo” o “nu-metal” que grupejos como Linkin’ Park, Sistem Of A Down y Limp Bisquit nos han ido vomitando en los últimos años sin ningún tipo de piedad. Pues bien ¿Qué hace KING CRIMSON haciendo esa basura? Tranquilos, no se lo tomen en serio. Es una parodia, una increíble burla donde Fripp y compañía adquieren el papel de mocosos metaleros del nuevo siglo y se despachan a gusto con riffs al cual más primitivo y rotoso. Y la letra, en la tradición de Lope de Vega y su “Soneto de repente”, es sencillamente una cargada donde Belew se burla despiadadamente de las letras y ambiciones artísticas de los nuevos grupos “alternativos” a través de versos como “And when I have some words / This is the way I’ll sing / Through a distortion box / To make them menacing” (Y cuando tenga alguna letra cantaré de esta manera a través de una caja de distorsión para sonar amenazante”). Lo curioso de la canción es que los tipos se están mofando “nu-metal”, sin embargo la cosa termina sonando tan convincente que seguro le gustará a cualquier fan del género. A mí también, por supuesto, debido a tres cosas: a) Es una parodia b) Es King Crimson c) Suena mucho mejor que las canciones que imita, sobre todo por el fantástico y confuso estribillo donde se repite el título de la canción todo el tiempo."

fuente: la misma del OP, http://drmusicstudio.cmact.com/Grupos/king_crimson.htm

Anonymous said...

Es fascinante ver como hay gente que aprecia este tipo de música. Pero también decir (suponiendo que tocas la guitarra) que deberías estar muy atento al ver como la base (el asentar la musica) toma un papel muy importante con la aparicion Bruford + Wetton o Levin. Basicamente lo que quiero decir es que el mayor logro de un grupo de musica compleja es conseguir la tension entre los poliritmos y demás y una buena base bien marcada; que muestre un lado más simple, pero complejo a la vez, ya que acabara estando fuera de lo que la guitarra y primeras lineas intenten decir. Por ello te invito a que prestes antencion a la saga de King Crimson entre Lark's y The Beat. Sin dejar de alucinar con lo posterior y mucho menos con temas como Sailor's Tale del Islands o el clássico 21st Century. Con esto solo quiero mostrar mi opinion! Gracias por el post! me ha ayudado bastante para entender mi reciente compra, Power to Believe! Saludos!

FabiánSoto said...

muy buena critica, yo fui totalmente al revés con King Crimson, comenzó hace unos 6-7 años atrás escuchando The Court Of Crimson King y desde ahi no pude parar hasta el disco Red, sin embargo, el prejuicio de escuchar sus discos de los años 80-90 que vendrían siendo desde el discipline,vroom, beat, etc. solo fue hace 3 años que los escuché y me llevé una muy grata sorpresa, demasiado bueno,muy distinto a sus antiguo trabajos pero la misma esencia, magia y misterio que desarrolla en cada canción Fripp con sus acompañantes y finalmente recién este año escucho su material del año 2003-2004 es una muy grata sorpresa, adapta muy bien las nuevas tendencias del post-rock, hasta lo ambiente de bjork, saludos.